Viernes, 03 Julio 2015 04:27

Reseña especial de "In Treatment" para los que aún no se hayan atrevido. Disponible en Movistar Series y recomendada por CEC.

Escrito por  Publicado en In Treatment (En Terapia)

Aprovechando la inclusión en el catálogo de Movistar Series de "In treatment", es el momento oportuno para volver a recomendar una de las mejores series de los últimos años: para los que aún no se hayan atrevido a disfrutarla, que aún son muchos, ahí va esta reseña especial sobre la serie de HBO.

Esta es la historia del doctor Paul Weston (Gabriel Byrne, el Al Pacino 'low cost' del cine), que ejerce como psiquiatra, y de cuatro de sus pacientes. Estructurada en capítulos cortos y diarios, la serie se desarrolla íntegramente (en principio) en una consulta psiquiátrica. Lo que sabemos de las historias que componen su trama es lo que sus pacientes le cuentan a Weston, ya que cada capítulo, cada día de la semana, corresponde a un paciente y a su historia... 

Pero a parte de pensar, intentar intuír, identificarse con algunas de las líneas del personaje, y seguir creciendo a través de lo que la serie quiere irnos comunicando, hay más atractivos a nivel argumental que los ya citados. Por ejemplo, el quinto día de la semana (capítulo 1x05, 1x10, etc..), es cuando la serie se sublima, porque el propio protagonista irá a hacer terapia a casa de Gina (Diane Weist), amiga y colega de profesión, y es ahí donde se analizarán los últimos acontecimientos a la par que se ponga en tela de juício todo aquello que concierna a una profesión que nos deja ya unas primeras reflexiones.

Y es que lo que uno se preguntó al ver el capítulo piloto de "In Treatment"(HBO) es, para empezar, si todo el mundo puede optar a ser psicoanalista. Creo que para cada trabajo hay un perfil determinado de persona y no todo el mundo es capaz de hacer lo que hace este señor.... bien, no todo el mundo es capaz de leer o sabe leer entre líneas, ya sabemos que eso está reservado a personas muy puntuales.

Pero en el caso de poder leer o de saber leer lo que les sucede a esas personas que uno recibe en la consulta, me pregunto si hay persona lo suficientemente fuerte para aguantar la intromisión de la vida laboral en su propia vida privada. Como se puede ver ya en el primer capítulo, hay un punto de inflexión en el cual él deja su trabajo se entromete en su propia existencia, y ahí reside uno de los grandes atractivos de esta serie que no debes perderte, bajo ningún concepto.

Otra cosita que se intuye es que, después de hacerles terapia a los pacientes, él tb necesitará una... y el loquero que se dedique a tratar a loqueros, a su vez necesitará uno... es todo acaso un gran círculo vicioso donde todo se retroalimenta???
 
Una serie más que interesante desde el primer suspiro y en la que hay que prestar atención al más mínimo detalle, así como a todos los gestos, expresiones, silencios y, por descontado, a las palabras, más tratándose de un guión tan potente que viene con la firma de Rodrigo García ("A dos metros bajo tierra" en lo que respecta a series, "Cosas que diría con solo mirarla" ó "Nueve vidas" en cine), tanto a las que parecen llenas como las que se (pre)suponen vacías.

Argumento de la primera temporada: Paul Weston (Gabriel Byrne, "Sospechosos habituales") es un terapeuta de unos cincuenta años de edad, con problemas en su matrimonio y con dos hijos que le aprecian y admiran pero que se ven en medio del conflicto abierto entre sus padres. De lunes a jueves recibe a unos pacientes con los que hace terapia y vive diversas situaciones comprometidas, que más temprano que tarde, se mezclan con su propia vida. Los casos que recibe en su consulta se complican, al igual que su vida privada, y el viernes es él mismo quien se pone en manos de una amiga terapeuta, Gina, interpretada por una inconmensurable Diane Weist ("Balas sobre Broadway"), con quien consulta acerca de las novedades que van dejando los casos, las consecuencias que eso tiene en su propia vida e incluso cuestiona la utilidad de la psicoterapia, lo cual ya he apuntado que me parecía un puntazo.


Argumento de la segunda temporada: 
Muchas son las cosas que suceden en esa primera tanda de 43 sesiones, y ahora nuestro terapeuta se ha separado de su mujer y vive en Nueva York, aunque volverá cada viernes a Maryland para hacer sesiones de nuevo con Gina, su amiga y colega de profesión. Es el viernes cuando podemos tener notícias de su ex-esposa y de suvida pasada, pero esta es una serie basada en la terapia y podremos sobretodo oír qué es lo que pasa por su cabeza. Este año también le veremos coincidir con el que fue su primer amor, puesto que ella, Tammy, también se ha puesto en manos de Gina, y como novedad trascendente, y fruto de la base perfecta que deja la primera temporada para poder profundizar y ahondar más en la psicología del propio Paul, la serie vaya más allá y profundiza en las entrañas de Paul, yendo a buscar los traumas y experiencias que le han llevado a ser quien es y actuar como suele. Un nuevo puntazo a mi parecer, puesto que esto riza el rizo del contenido y de los objetivos propios de la serie.


 La segunda tanda de episodios de "In treatment" es una recompensa merecida que mantiene todo lo bueno, realzándolo y perfeccionándolo, y consigue corregir todos los defectos, que seguramente existían por lo arriesgado de la propuesta. Había historias que no tenían suficiente recorrido, que no daban para tantas semanas de tratamiento, siendo unos temas que desde el principio intuíamos limitados, como los que ocupaban los personajes del martes y el jueves, es decir el personaje de Alex y el de la pareja que no salía nunca del mismo círculo de reprocheshistorias que solo daban vueltas sobre sí mismas, sobre lo ya planteado desde un principio. Esto no sucede en los nuevos casos presentados, incluso creemos que la temporada, que es inferior en el número de capítulos, se quedará corta.

Curiosamente, y a pesar de lo comentado, la serie era adictiva (a lo cual contribuía definitivamente la historia del personaje de Laura), y dejaba una sensación de calidad en nuestras mentes, puesto que la tenía, ya que la mayoría de capítulos poseían un guión realmente brillante. La nota que merecía no era inferior a notable o muy buena, por no decir excelente. Quizás su imperfección la hacía más real y próxima, e incluso puede que todo aquello que molestaba a los más críticos, es lo que la hiciera una serie completamente diferente.


Sublimación de lo sembrado: Como siempre decimos y diremos, para algo es una serie y no una película: para crear una base sólida tanto en personajes como en contenidos que siempre siga avanzando hacia su propio cúlmen. Y "En Terapia" consigue algo realmente grande en esta nueva etapa, recompensando a sus más fieles seguidores con una vuelta de tuerca en la trama que ya conocíamos del caso de Alex, uno de los que fallaba y del que no se supo extraer todo el jugo "en vida". Así, la primera escena de la segunda temporada ya parte de un hecho anterior, que no vamos a desvelar, y lo primero que observamos es que donde hubo un pasado, hubo consecuencias, y que esto va a alimentar a sus historias futuras.

Primera diferencia, pues, para esta segunda entrega: venimos de unas situaciones que dan para mucho, un par de personajes muy logrados que siguen entre nosotros, y que además ya están maravillosamente definidos e interpretados, a parte de que nos sean muy familiares y los conozcamos más que a nuestro propio entorno real. Y una fórmula, la propia de la serie, muy asentada ya en nuestras mentes. Con ese "background" que se les supone a los espectadores, los guiones pueden elevarse y profundizar mucho más, a parte de que ya nos tengan siguiendo una historia de la que no podemos desengancharnos.

Cambios fruto de un estimulante ejercicio de auto-crítica en cada temporada: Cuatro nuevos pacientes, cuatro nuevos casos. Nuevos decorados, cambio de escenario por una ciudad más grande, algunas escenas de exteriores, y formato retocado, aunque siga siendo la terapia en sí la que ocupa casi todos los minutos de la mayoría de episodios. Abrirse a nuevos temas, reducir el número de capítulos y cambiar el formato de emisión son otras de las correcciones hechas por sus creadores en un ejercicio de auto-crítica que aplaudimos.

Sin cambios: los actores, los nuevos y los ya conocidos, son unos excelentes intérpretes. Y lo razono, puesto que no es nada fácil aguantar esos primeros planos, interpretar con esas miradas silenciosas, expresar en ese espacio reducido en el que ocurre todo (a nivel emocional y coloquial). EN la segunda temporada, se añaden al reparto la maravillosa Hope Davis, ó John Mahoney (conocido entre los seriófilos por el papel de Martin Crane en la venerada sit-com "Frasier"), pero una vez más el casting de actores se revela magistral y el resto de protagonistas que integran esta segunda temporada están magníficos, incluso el niño que protagoniza el conflicto de los miércoles.


Nuevos pacientes, con casos mucho más interesantes y con mayor recorrido que los que tuvimos en la primera entrega: 
Sobre los nuevos casos de cada temporada, sólo voy a decir lo fundamental, puesto que de momento no quiero adelantar nada a quienes aún no la estén disfrutando (esencial irlo descubriendo todo por uno mismo), ni me parece necesario.

Sólo resaltar que cada vez son casos mucho más interesantes y jugosos a todos los niveles, a los que se les augura mucho más recorrido y más altas intenciones, diría yo que incluso de altos vuelos por los temas que van a ser tratados, más variados, poliédricos y realistas, y de los que destaco su importancia a nivel social, como la enfermedades incurable, tema que se toca con una claridad de ideas y una brillantez que no hacen pensar nunca en que nadie nos está intentando emocionar ni manipular como siempre pensamos que puede suceder cuando nos encontramos con un material de esta índole, enfocándolo desde el conflicto que esto crea en la relación entre terapeuta y paciente y de cómo puede ser vivida a nivel personal por quien la contrae desde la misma psicología de uno mismo.

Otros temas de calado social y máxima controversia en nuestro mundo se tratan en el resto de días de la semana, desde la educación que debe recibir un hijo, más conflictiva aún si sus padres están divorciándose, ó el estrés y la ansiedad al que nos somete esta sociedad industrializada y capitalista.

Sigue la búsqueda global de felicidad: A pesar de abrirse a nuevos temas en cada temporada, "In treatment" no pierde nunca su esencia e insiste en la búsqueda interior, en el análisis de lo más personal, pues si algo une a todos los protagonistas es la búsqueda de una felicidad o de un cierto bienestar, que es lo que nos une en realidad a todos, y para ello la serie sigue con su propuesta de interpretar nuestras acciones, sensaciones y más recónditos pensamientos, hurgando en nuestros traumas, debilidades y líos mentales varios, que son tratados con inteligencia, exquisitez y jamás buscando el camino fácil para expresarlos en un guión que se nota muy trabajado, y aún más inspirado que en la primera temporada.

Apertura a nuevos temas de calado más social y a un nuevo formato de emisión: Como se puede deducir, y tan sólo he citado algunos de los más significativos, la serie plantea un acercamiento a todos aquellos temas que tantas personas sufren, y que si no tenemos la desgracia de sufrir, almenos siempre están ahí y nos gustaría estar preparados por si algún día nos atacan. Y eso ocurre no solo con las líneas principales de los distintos casos que ocupan las sesiones de terapia de este año, sino también en algunas de las líneas secundarias, donde podemos ver aparecer temas fundamentales de nuestra era como la actual situación de hambre y desesperación en los países subdesarrollados ó las dudas morales y también mortales que cualquiera de nosotros puede tener consigo mismo y con los demás.

Conclusión: la serie se va sublimando a sí misma con el paso de las temporadas y se convierte en imprescindible, ofreciendo más y mejor, como todo buen producto, siendo consciente de los pequeños desajustes existentes y tratando de subsanarlos con un rotundo éxito que no ofrece, esta vez, lugar a dudas ni especulaciones. Rotundamente buena no solo en cada uno de sus capítulos, sino en cada una de sus escenas.

Imágenes: Imdb.

Comentarios (6)
  • Paty  - Musicalizacion
    No hacen ningun comentario acerca de la extraordinaria musicalizacion de esta serie, podria saber los autores musicales por favor?
    gracias
  • Seriofilo
    Esta es la seccion de series, así que se habla de la serie en sí. Pero sí, es fantástica, y si nos preguntas sobre ella en los buzones, te publicaremos un artículo al cabo de 2 o 3 días, hablando de ella, pues se lo pasaremos al equipo música de CEC
  • Trajano
    En efecto, la intención de esta web no es la de hacer de wikipedia, y los colaboradores no son periodistas, ni quieren serlo. Ofrecemos la posibilidad de publicar a todo aquel que lo desee y que nos muestre su punto de vista. Esta web nace del aburrimiento que nos crean la mayoría de sitios web, que se limitan a decir las mismas cosas y dar los mismos datos, y dejando espacio para la creatividad y la visión de cada uno. No vamos de nada, solo compartimos con el resto de usuarios, y de momento nos va bien y aportamos a nuestros habituales nuevos contenidos y desde otra perspectiva, y creo que a todos nos va muy bien. No queremos lucrarnos, ni lanzar anzuelos, ni nada de eso. Si un artículo se demuestra equivocado, es retirado, y solo queremos llevar a cabo un proyecto que posiblemente no se entienda de momento, sobretodo si no se es un habitual de la web.
    Para obtener montones de datos, críticas "profesionales" basadas en los mismos parámetros, e impersonalidad, ya hay miles de webs. Aún así, cuando quieres saber si una peli es buena, o qué aporta, hay que visitar mil sitios, y aún así, por mucho que te recomienden una peli con los mismos parámetros, resulta que a veces no te gusta. ¿Cómo es posible=?
    Gracias de todas maneras por tu intervención pero no vamos a cambiar esto por una wikipedia más.
  • DR. SERIES  - Esto no es una wikipedia
    Personalmente, no me gusta nada el piloto de "Big Love" ni el dirigido para "Los Soprano", el 5x04 "All happy families". Mi intención tan solo era recomendar lo que me gustaba, no hacer un inventario, puesto que no es la intención de esta web, o almenos, no es a lo que yo quiero dedicarme.
    Si tu intención era hacer de wikipedia, te has dejado más intervenciones de Rodrigo en televisión, que tampoco me han convencido, como el piloto de "Six degrees" y algunos más que doy por hecho que conoces, aunque no las hayas citado.
    Desde luego, yo no me dedico a eso, ni era la intención, aunque entiendo que muchos lo querrán.
  • buscema63  - Apuesta por In treatment
    Y ya llevan 15 capítulos de la segunda temporada, chicos. Y sigue siendo tan buena como la primera época. Es impresionante además el cambio físico de los personajes principales, el doctor Paul Weston y su colega/terapeuta Gina, la magnífica Diane Weist. Por cierto, lo de Gabriel Byrne como un Al Pacino Low Cost es un comentario sacado de otros blogs, hombre. Es muy cierto que tienen cabida física. Podrías añadir que la serie es un remake de Be'tipul, una serie israelí. Aunque el gran hijo de Gabriel García Márquez le da un altura fuera de lo común a los guiones originales ya la dirección de actores. Sí, va camino de ser tan gardne como su padre lo es en literatura y periodismo. Añado a las series que apunta el anteriro comentario el capítulo piloto de la serie Big Love y uno de Los Sporano, ya que vamos de adictos a la ficción. Denuevo me cito a mí mismo, que está muy feo, pero para crear debate, parece que sirve. Más saludos. Y a bajarse In treatment, que sí que es buena e inteligente (y, por dios, nunca veais series ni pelis dobladas, que para los actores eso es un sacrilegio).
  • DR. SERIES  - Más de Rodrigo García
    Me permito agregar, a tan acertado artículo introductorio, que el director de la serie ha dirigido capítulos de "Tell me you love me"(una serie desconocida pero impresionante), y de "Carnivale", mucho menos accesible pero de gran calidad también, ambas de la HBO, al igual que la ya citada "A dos metros bajo tierra"

Escribir comentario

  • diane weist
  • gabriel byrne
  • rodrigo garcía
  • series HBO
  • obras maestras
Publicidad

Últimos comentarios